Adelgazar Parte II

Para adelgazar se suele decir que necesitamos tener un gasto calórico superior a la ingesta de calorias, pero es algo más complejo que solo esto. La forma en que el organismo va a responder a un programa de adelgazamiento va a estar muy condicionada por los factores genéticos y por ajustes en el gasto metabólico en reposo.

En la mayoría de los casos la genética marca una predisposición a estar obeso o delgado.

El GMR supone entre el 60 y el 75% del gasto calórico total a lo largo del día. Resulta un poco complejo definir lo que puede llegar a reducirse el GMR o aumentar dependiendo del tipo de dieta que estemos llevando y esto se se basa en la teoría de la resistencia al cambio de peso en el que el organismo percibe un peso como el ideal e intenta preservar a pesar de las agresiones externas para modificarlo.

El mecanismo de defensa al cambio de peso funciona por la liberación de la hormona leptina que funciona como transmisor entre el adipocito y el hipotálamo que es el responsable de controlar el GMR. De esta forma cuando hay un aumento en el aporte de alimentos, se libera mayor cantidad de leptina y el hipotálamo responde un un aumento del GMR. Y de forma contraria si reducimos la ingesta de alimentos.

Escribir comentario

Comentarios: 0