lun

15

abr

2013

Ciclo hormonal y ejercicio en la mujer

Para una buena planificación del ejercicio en la mujer debemos conocer las variaciones hormonales que sufren a lo largo de un mes.

Dos hormonas son las responsables de forma significativa en el rendimiento deportivo o actividad física: los estrogenos (anabólica) y la progesterona (catabólica )

Los estrogenos nos van a ayudar bastante al rendimiento deportivo en la mujer y la progesterona a la retención de liquidos.

A modo de resumen diremos que la tercera semana del ciclo es la mejor para entrenar pero la segunda  es donde el volumen de entrenamiento y la intensidad es mejor aceptada. También comentaremos que la última semana es la peor con la progesterona a niveles muy altos siendo recomendable un trabajo mas suave.

2 comentarios

lun

15

abr

2013

Retencion de liquidos en la mujer

Debemos saber que nuestro organismo almacena liquidos de dos formas diferentes:

1.- Intracelular(dentro de la célula)

2.- Extracelular liquidos almacenados en el intersticio y zonas subcutáneas.

Cuando hablamos de retención de liquidos a nivel extracelular normalmente lo asociamos con edemas y retenciones de liquidos en el tren inferior por una cuestión simplemente de gravedad.

Cuando el agua de nuestro organismo supera las tres cuartas partes del peso corporal, podemos hablar que estamos ante una situación de retención de líquidos.

Para mejorar nuestra hidratación a nivel celular el ejercicio físico nos va a ayudar de forma significativa a traves del glucógeno muscular.

0 comentarios

lun

04

mar

2013

Adelgazar Parte II

Para adelgazar se suele decir que necesitamos tener un gasto calórico superior a la ingesta de calorias, pero es algo más complejo que solo esto. La forma en que el organismo va a responder a un programa de adelgazamiento va a estar muy condicionada por los factores genéticos y por ajustes en el gasto metabólico en reposo.

En la mayoría de los casos la genética marca una predisposición a estar obeso o delgado.

El GMR supone entre el 60 y el 75% del gasto calórico total a lo largo del día. Resulta un poco complejo definir lo que puede llegar a reducirse el GMR o aumentar dependiendo del tipo de dieta que estemos llevando y esto se se basa en la teoría de la resistencia al cambio de peso en el que el organismo percibe un peso como el ideal e intenta preservar a pesar de las agresiones externas para modificarlo.

El mecanismo de defensa al cambio de peso funciona por la liberación de la hormona leptina que funciona como transmisor entre el adipocito y el hipotálamo que es el responsable de controlar el GMR. De esta forma cuando hay un aumento en el aporte de alimentos, se libera mayor cantidad de leptina y el hipotálamo responde un un aumento del GMR. Y de forma contraria si reducimos la ingesta de alimentos.

0 comentarios

vie

01

feb

2013

¿Como y por qué engordamos? Parte I

Nos encontramos que durante las etapas de crecimiento hasta la etapa en que alcanzamos la madurez nuestro organismo va aumentando de tamaño por la creación de nuevas células y por el crecimiento de las que ya tenemos (procesos comunes en la gran mayoría de organos incluido el tejido adiposo) . El equilibrio entre la ingesta y el gasto calórico durante la época de crecimiento es importantisimo si no queremos que nuestros hijos lleguen a la edad adulta con una gran número de células de tejido adiposo, ya que si no es así estamos desarrollando en ellos que sean personas propensan a engordar y con dificultades para adelgazar, ya que su organismo facilita la acumulación de grasa corporal.

Una vez nuestros hijos alcanzan la edad adulta deja de funcionar el proceso de crecimiento corporal y aumenta el tamaño de los depósitos de grasa a través del crecimiento de las células ya existentes; pero si la ingesta calórica es muy superior al gasto energético se vuleve a activar el porceso de crecimiento llamado hiperplasia para facilitar el amacenaje de la energía sobrante.

Nos preguntamos entonces donde almacena el cuerpo la grasa. El almacenaje de grasa está regulada por la lipoproteina lipasa, una enzina que activa la entrada de ácidos grasos en el tejido adiposo y es por esto las diferencias entre hombres y mujeres. Las mujeres suelen tener una presencia elevada de lipasa en la zona de las caderas y glúteos, a la vez que tienen una actividad lipolítica reducida. Los hombres acumulan grasa en la región abdominal.

4 comentarios

dom

15

ene

2012

Calzado running para correr

Desde la perspectiva de la prevención de lesiones, el rol de la suela en la zapatilla de running es reducir los índices de fuerza máxima de la carga de FRS (FUERZA DE REACCION DEL SUELO). Esto puede conseguirse sin afectar adversamente la región del talón de la zapatilla. El uso de materiales más blandos y/o más gruesos debe conducir a máximos pasivos a a índices de carga más bajos. Debe tenerse cuidado al utilizar plantillas más blandas, pues podría propiciar el efecto opuesto, máximos de fuerza e índices de carga más altos. La protección anterior del pie es más problemática, ya que cualquier reducción de la fuerza se traduce en una reducción de la propulsión. Así, el uso de suelas más blandas y/o más gruesas para reducir la carga podría conducir a una propulsión lenta. Además, las plantillas más gruesas reducen la flexibilidad de la parte anterior del pie, lo cual exigiría que los corredores desperdiciasen energía valiosa para flexionar sus zapatillas. Se ha señalado también que la reducción de la flexibilidad de la parte anterior del pie aumenta el riesgo de lesiones tales como la fascitis plantar.

El calzado juega un papel importante en a reducción de la presión bajo el pie durante la carrera. Los máximos de presión bajo el talón, cabezas metatarsianas y hallux durante la carrera descalzo se reducen casi el 50% cuando se corre con zapatillas, principalmente extendiendo la carga por una zona mayor. Por ejemplo, la deformación de la plantilla de la zapatilla permite que las cabezas metatarsianas actuen más como una unidad que como cinco estructuras individuales. Además la zona de carga bajo el centro del pie se amplía y el arco contribuye a la función de soporte de peso del pie cuando se usan zapatillas. 

14 comentarios